Entrada etiquetada ‘Planificación’

MENÚ DEL DÍA: CÓMO DEJARSE FLUIR

Ingredientes: Paciencia, confianza, relajación, perseverancia y fe.

Receta: Desde el coaching, así como desde las distintas corrientes terapeúticas y filosóficas, nos hablan constantemente de “dejarse fluir” y confiar en que las cosas van a llegar. Pero la realidad es que a mis clientes, este concepto les “rechina” bastante  y me preguntan: si, si, pero ¿cómo se hace esto cuando los problemas te resuenan constantemente en la cabeza?.

Pues bien, queridos amigos, este concepto esta unido al dejar de controlar todo lo que nos pasa en la vida.

Nos han enseñado a crear agendas, directrices, pautas que nos ayudan a organizar nuestro día y en ellas no dejamos nunca hueco a los imprevistos y a las cosas que no van a depender de nosotros.

Dejarse fluir va más de eso, de dejar de controlar cada cosa que nos ocurre y de planificar cada instante sin dejar nada a la magia, porque, solo así, fluyendo, ocurrirá todo aquello que tanto anhelamos.

En concepto del tiempo ha cambiado mucho en muy poco tiempo y ya nada se puede medir con la exactitud que lo hacíamos antes.

Las cosas están echas más bien para no durar y todo lo que nos rodea tiene fecha de caducidad, desde las relaciones personales hasta el nuevo ordenador que acabamos de comprar.

Es por ello que, por mucho que queramos, muchas cosas se van a escapar a nuestro control y cuando menos lo esperemos, se resolverán conflictos de un pasado que quedaron sin solucionar.

Cada vez estoy más convencida que simplemente con paciencia, perseverancia y fe de que nunca el destino deja nada sin darnos una explicación, desde esa filosofía de vida, podremos conseguir todo lo que nos propongamos.

Simplemente deséalo desde el fondeo de tu corazón y suéltalo y déjalo marchar y verás que, a su debido tiempo, la solución a tu preocupación actual, vendrá a ti de una forma mágica.

Solo tienes que “dejarte fluir”

 

26

08 2012

Menú del día: ¡Cómo desarrollar nuestros talentos!

Ingredientes: Constancia, pasión, trabajo, estudio, disciplina, amor a nuestro trabajo.

RECETA:

Son muchas las “recetas” que podemos encontrar para el desarrollo del talento, pero la primera pregunta que nos haremos será, ¿con talento se nace ó podemos volvernos talentosos?.

Y esta es una pregunta que, como poco, crea controversia entre los especialistas de nuestro sector, pues cada uno tiene una opinión diferente al respecto,

Desde mi punto de vista las personas venimos a este mundo con unos talentos o dones marcados, pero en muchas ocasiones carecemos de la certeza de poseerlos y nosotros mismos tenemos que trabajar para poder detectarlos y desarrollarlos.

Evidentemente la constancia y la disciplina serán totalmente necesarias para poder germinarlos, pues sin esas virtudes no podrán dar frutos, pero la disyuntiva comienza cuando nos cuestionamos: entonces, ¿no podré conseguir desarrollar un don en concreto si no es innato?. La respuesta, a mi parecer es que si, podremos desarrollarlos, pero ¿seremos excelentes en ese talento?. Posiblemente no.

Por tanto habría que diferenciar entre ser excelente en un talento, que se dará cuando el mismo es innato o aprender a desarrollar un talento.

Por ejemplo, alguien puede tener talento para la música y con constancia, mucho estudio y práctica será un magnífico intérprete, pudiendo llegar a la excelencia y puede darse el caso que otro músico, sin ese talento innato, pueda llegar a ser talentoso a base también  de mucho estudio y constancia, pero no conseguirá el grado de excelencia que tiene el primero.

Por ello si es posible desarrollar el talento en las personas, aún no poseyendo un don innato.

Y para desarrollarlo necesitaremos toneladas de perseverancia, trabajo y esfuerzo y el gran secreto, disfrutar desde el placer más sublime de ese trabajo de constancia, amar lo que hacemos y vivirlo en presente, sin querer ser el mejor, ni el primero en algo, pues eso nos llevaría a un exceso de ego que podría llegar a matar nuestro talento.

Prueben a hacer lo que les gusta con pasión,  disfrutando cada instante que emplean en el desarrollo de sus habilidades, no solo desde la mente, sino desde la intuición y desde el corazón.

07

08 2011

Menú del día: ¡Cómo trabajar el desapego!

Ingredientes: Amor verdadero, tolerancia, dejar crecer a los que queremos, empatía y asertividad.

Receta:

Últimamente he oído en mi despacho el término “desapegarme”, con mucha regularidad y aunque en esencia, el desapego es algo que todos deberíamos de saber realizar a la hora de relacionarnos, es verdad que el término se confunde y se utiliza de forma incorrecta.

Pero ¿qué es exactamente el desapego?.

Según la autora Melody Beattie en su libro “Ya no seas Codependiente”, el cual  les recomiendo lean en estas vacaciones estivales, el desapego significa que

“aprendemos a amar, a preocuparnos y a involucrarnos sin volvernos locos. Dejamos de crear un caos en nuestra mente y en nuestro medio ambiente. Cuando no nos hallamos reaccionando de un modo ansioso y compulsorio, nos volvemos capaces de tomar buenas decisiones acerca de cómo amar a la gente y de cómo solucionar nuestros problemas. Nos liberamos para comprometernos y para amar de modo que podamos ayudar a los demás sin lastimarnos a nosotros mismos”.

El desapego no es tratar a las personas de una forma fría y hostil para no sentirnos unidos a ellos emocionalmente, no es tener relaciones sin amor, solo por sexo, no es maltratar psicológicamente a los demás por nuestro miedo a que nos hagan daño, es todo lo contrario.

El desapego es aprender a AMAR con mayúsculas, es dar todo lo que tenemos dentro, es ser cariñoso y amable con los demás, pero sabiendo que las personas entran y salen de nuestra vida y que si ha de ser así , no podremos hacer nada para retenerlas.

Es saber que cuando alguien se aleja de nosotros físicamente, no nos está dejando de querer, aunque tardemos semanas en verle, el amor es algo más profundo que el paso del tiempo.

Es dejar que las personas resuelvan sus propios problemas, es saber que nosotros no somos los salvadores de nadie y que nada podremos hacer si el otro ha decidido alejarnos de su vida.

Es darse cuenta de que las personas, deben solucionar sus propios problemas y que solo deberemos de ser “sus salvadores si nos lo piden desde el amor”, es dejar crecer a los que amamos y no convertirnos en padres o hijos de nuestros amigos, parejas ó amantes.

Es aprender a vivir el momento, pero no desde el famoso “Carpe Diem”, sino desde la absorción de cada segundo que pasamos en presente, del disfrute de cada instante que pasamos con nuestros seres queridos, desde el alegrarnos de que los otros sin nosotros también sean felices.

Desde la aceptación del otro desde la más sublime empatía y desde la mayor asertividad.

05

08 2011

Menú del día: ¡Cómo controlar las fugas de energía!

Ingredientes: Paciencia, disciplina, ganas de crecer personalmente, constancia.

RECETA:

Son muchas las razones por las que nos cuesta conseguir los objetivos que nos marcamos en la vida, pero una de las importantes son “Las fugas de energía”.

Llamamos “fuga de energía” a todas esas cosas que sabemos que tenemos que hacer y se van acumulando en nuestra día a día, como por ejemplo, cambiar las pilas a un reloj, una bombilla del salón que se fundió hace 1 mes, la ITV que está a punto de caducar, ordenar la ropa del armario…., y así tendríamos un sinfín de actividades a realizar y que vamos, procrastinando, dejando para otro momento, por falta de motivación.

Todas esas cosas que no hacemos en el momento adecuado, nos roban energía cada vez que pensamos en ellas y al final del día, se nos acumulan un montón de ellas, de manera casi ridícula, robándonos mucho tiempo en nuestros pensamientos, que hacen nos desgasten a nivel energético y terminemos el día sin pilas.

¿Cuántas veces has sentido que a las 20,00 h ya no puedes continuar y todavía te quedan por hacer todas las tareas de casa, cuando llegas de trabajar?.

Pues bien, hay un pequeño truco que podemos hacer para remediar esta situación.

Coge papel y lápiz y enumera una por una todas esas cosas que llevas sin hacer desde hace mucho tiempo y sabes que debes de hacer, por ejemplo, como decía un muy buen cliente mío, la barandilla del porche que comencé a pintar y dejé a medias. No te asustes si, a primera vista te salen 30, es normal que sea así, porque llevas mucho tiempo con tareas pendientes, no sientas agobio. En ocasiones he visto listas con 80 acciones por resolver. Ten calma, no tienes prisa por acabarlas pero si debes marcarte un plan de acción para hacer cada día unas cuantas. Ponte una fecha para cuando quieres haberlas terminado, con día exacto, por ejemplo para el 1 de septiembre de 2011 y pon en tu lista cuales harás cada día.

Al finalizar el día mira tu lista y borra de la lista todas las que hayas realizado esa jornada y date un pequeño premio por ello, por ejemplo, concédete 10 minutos para hacer algo que te encanta hacer, o cómete ese bombón que te privas cada día, regálate algo a ti, mismo, prémiate por haberlo conseguido.

Verás que antes de un mes has acabado con tus fugas de energía y tu día parece mucho más liviano.

Y ahora no dejes que se vuelvan a acumular y sigue cada día con tu lista, habiéndolo en el instante que debes hacerlo, que es en el momento que detectas que lo tienes que hacer.

Ya me contarás los resultados que ello te trae.

16

07 2011

Menú del día: Cómo adentrarnos en el crecimiento personal

Ingredientes: Buscar activamente, leer conscientemente, escuchar, desarrollar la intuición.

Receta: Desde hace algún tiempo, podemos encontrar en nuestras librerías, diversos libros relacionados con el desarrollo personal y el crecimiento del potencial humano, así como talleres, cursos y diversas formaciones que nos enseñan y ayudan a crecer como personas.

Pero es cierto que en muchas ocasiones, si todo esto no es controlado por un buen especialista en la materia, nos encontramos con herramientas que no sabemos como llevar a cabo, ni que hacer con ellas. Es por ello que deberemos seleccionar bien, lo que leemos o las formaciones que realizamos, porque en ocasiones en lugar de ayudarnos, pueden producir un efecto contraproducente en nosotros y en última instancia, tener muy claro que, en relación a las lecturas que podamos elegir, ningún autor tiene la verdad absoluto, ya que cada uno, nos estará dando su opinión sobre un tema en concreto , pero esto no quiere decir que sea la única verdad.

Es por ello que deberemos de quedarnos con aquellas partes del libro que estén alineadas con nuestra forma de ser y lo mismo tendremos que hacer si acudimos a un especialista para que nos ayude en este maravilloso viaje del crecimiento personal.

Pero ¿cómo sabremos si el camino que estamos tomando es el correcto?.

En el campo del desarrollo personal nos podemos encontrar a muchos gurús o personas que dicen saber mucho sobre la materia con la que trabajan, pero lo principal será que comencemos con aquella que nos haga sentirnos cómodos y que no nos rechine mucho al oído, es decir, que dicha disciplina, al igual que con las lecturas que elijamos, esté alineada con nuestra forma de ser y de ver la vida .

Entiendo que dicha decisión no es sencilla partiendo de la base de que somos legos en dicha materia, por ello será fundamental que nos dejemos llevar por nuestra intuición y por la vibración que nos produce dicho especialista.

Como siempre digo a mis clientes, la intuición nunca herra,  lo que se equivoca es la interpretación que hacemos de esa intuición.

Por tanto deberemos dejarnos llevar por esa primera impresión y después informarnos si ese especialista trabaja en un centro de prestigio ó con cierto nombre, o si está avalado por alguna asociación, colegio ó formación acreditada.

Será de total importancia ya que una vez que comencemos a abrir “la caja de Pandora” de nuestro interior, hacerlo de la mano de alguien  que nos de credibilidad, será el punto clave realizar los cambios adecuados en nuestra forma de ver la vida.

Os animo a que comencéis dicho viaje desde la tranquilidad de que será el camino hacia la felicidad y el conocimiento de uno mismo.

22

05 2011

Menú del día:Cómo mejorar nuestras amistades

Ingredientes: Tolerancia, desapego, sinceridad, respeto, educación y alegría.

Receta: Son muchos los temas que trabajamos en el despacho cada día, pero últimamente me he encontrado con bastantes personas que, ya con cierta edad, acuden a nosotros por problemas en sus relaciones de amistad, bien sea porque carecen de ellas ó porque se enfadan continuamente.

Posiblemente será porque desde la niñez nos enseñaron un patrón de comportamiento con las amistades ,en muchos casos erróneo, y basadas en los apegos, las ataduras y la falta de libertad.

El apego, que en otras ocasiones ya hemos tratado, según el psicólogo John Bowlby (1907-1990) es “una vinculación afectiva intensa, duradera, de carácter singular, que se desarrolla y consolida entre dos personas, por medio de su interacción recíproca, y cuyo objetivo más inmediato es la búsqueda y mantenimiento de proximidad en momentos de amenaza ya que esto proporciona seguridad, consuelo y protección. No se trata de un sentimiento inmaterial, sino de conductas observables que comienzan de manera refleja”. Pero como todas las cosas en esta vida, un exceso de ello nos puede llevar al sufrimiento y a una ruptura de la relación.

Deberemos de saber gestionar nuestras amistades, desde la libertad, el respeto de los espacios de las personas, la tolerancia y aceptación desde la desigualdad y los diferentes puntos de vista de nuestros amigos y compañeros de camino.

Solo sabiendo reconocer que, cada ser es único e irrepetible y que solo de él depende el crecimiento interior y que la amistad es una de las sensaciones más bellas que podemos experimentar, siempre y cuando proceda de la aceptación de la otra persona, con sus defectos y sus virtudes, con sus puntos de mejora y con aquellas características que le hacen único e irrepetible, solo desde ahí, dejaremos de sufrir cuando la otra persona no colme nuestras expectativas y solo así no nos sentiremos defraudados.

Es importante recordar que, las relaciones con los otros, nos hacen sentirnos mal cuando, no cubren nuestras expectativas, que son todo aquello que nosotros proyectamos o imaginamos que la otra persona debía darnos, o tenía la “obligación” de ser para con nosotros.

Si somos capaces de esperar poco de los demás y aceptar con amor todo lo que nos dan, entendiendo que eso es lo que nos pueden ofrecer y no lo que nosotros queremos o nos gustaría, nos evitaremos muchos dolores del alma.

Os invito a que mantengáis relaciones desde una correcta comunicación y un desapego basado en el respeto a los que queremos.

08

05 2011

MENÚ DEL DÍA: CÓMO PARAR EL RELOJ

INGREDIENTES: Serenidad, meditación, tranquilidad, vivir el momento.

RECETA: Las nuevas tecnologías, indudablemente, han hecho un trabajo sensacional en nuestra sociedad actual, ayudándonos a estar más “conectados”, no sólo con nuestros familiares y amigos, sino incluso dándonos la posibilidad de relacionarnos con aquellos que no conocemos.  Pero al mismo tiempo, nos está obligando a no poder parar el reloj ni un solo minuto.

Parecería que si no estás en la red durante una semana, si no escribes en tu blog, o interrumpes la comunicación por unos minutos, se nos parase el reloj de la vida.

Y queridos amigos, deberíamos controlar esta tendencia a estar siempre “en línea”, ya que nos hace perder nuestro centro y nuestra propia realidad.

Solo a través de la quietud, la calma y el escucharse a uno mismo, viene la plenitud espiritual y la tranquilidad a nuestras vidas, esa “tranquilidad” que es tan necesaria para, la resolución de conflictos, la toma de decisiones y la resolución de problemas.

En estos tiempos en los que todos los conocimientos están a nuestro alcance, se nos ha olvidado “parar” para ir al mercado a seleccionar la fruta y la verdura que deberemos de comer, la lectura que gozaremos en calma de leer y hemos perdido la capacidad de observación de nuestro entorno, de nuestra naturaleza.

Cuando salimos a caminar al lado del mar, vamos hablando con nuestro compañero/a, pero: ¿cuántas personas observan aspirando el olor a mar, a peces?, ¿cuántas personas ven caminando disfrutando en sus rostros de la sensación de viento en su rostro o tocando un  árbol?.

En mi caminar diario por mi preciosa playa de Ciudad Jardín, veo a muchas personas paseando a sus perritos, los cuales van estresados detrás de sus perros , porque el paseo tiene que ser rápido para seguir su trayecto y así todo.

Cómo decía el maestro Covey ¿Cuándo paramos a afilar el hacha?.

Mañana es domingo, les invito a parar el reloj y observar dentro de sus corazones, ya me contarán lo que ven en ellos.

16

04 2011

Menú del día: ¡Cómo prepararnos para la muerte!

Ingredientes: Buscar ayuda de especialistas, tener fe, la espiritualidad.

Receta: Esta semana he tenido la experiencia de tener que despedir al padre de mi mejor amigo, un hombre muy querido y admirado por familiares y allegados.

Como en otras ocasiones que me he encontrado en una situación similar, las palabras que vienen a mi mente son: “no estamos preparados para acompañar a la persona que se va, puesto que nadie nos enseña a ello, ni a superar nuestro duelo con tranquilidad y sosiego”.

Pero mi gran amigo, me ha demostrado una vez más, su absoluta elegancia y coraje para asumir estos momentos de dolor y por ello me parece un ejemplo a seguir por muchas personas que se encuentren en su situación, por la que todos pasamos tarde o temprano.

Todas las pérdidas son dolorosas, pero cuando uno de nuestros progenitores se marcha con él se va una parte de nosotros, independientemente de que la relación con él haya sido buena o no. Hasta que yo no lo viví en con el fallecimiento de mi padre, no supe realmente la sensación que se sentía y es por ello que investigué y estudié sobre el tema para encontrar una forma de “aliviar” mi dolor y así fue.

Descubrí que hay personas que son expertas en “acompañar” en estos instantes y desde aquí recomiendo encarecidamente, ponerse en contacto con estas personas para que nos enseñan, a como transitar por ese camino, que indudablemente, antes o después todos pasaremos.

En mi proceso personal aprendí, que hablar sobre el tema durante nuestra vida con nuestros seres queridos y decirles cómo nos gustaría que fuera ese día, cuando llegue, así como dejar todo arreglado, eran temas muy importantes, que nuestra sociedad muchas veces, evita afrontar. También aprendí que cuanto más conscientes somos de que ese momento llegará y que es inevitable, más podemos y debemos vivir en el presente, disfrutando de cada día como si fuera el último y amando a nuestros seres queridos como si fuera la última vez que los fuéramos a ver.

Aprendí que no sirve de nada guardar rencores, ni castigar a los nuestros, ni a nosotros mismos por temas pasados y que cuanto antes solucionemos nuestros problemas con los que amamos, más fácil se nos hará ese momento.

Aprendí a decir “te quiero” a mis amigos y familiares diariamente, a preocuparme por ellos más de lo que lo hacía y a no guardarme mis emociones por miedo a….

Aprendí que a veces tenemos que dejar marchar a las personas que están sufriendo físicamente por una larga enfermedad y que decirles que todo estará bien y que nos ocuparemos de los que queremos, le ayuda a esa persona a irse en paz.

Pero sobre todo aprendí que esas personas a las que hemos amado y ya no están físicamente a nuestro lado, siguen con nosotros, en nosotros y que cada amanecer, al despertar nos sonríen y nos dan fuerzas para seguir luchando por nuestra vida y por la de los demás, aunque cuando pasa un tiempo (aproximadamente 6 meses), dejamos de oírlas tan claramente, ellas siempre están a nuestro lado ayudándonos a seguir adelante, por lo que nuestra fortaleza es mayor para seguir caminando en este fantástico viaje llamado “la existencia humana”.

Felicidades desde aquí, mi querido amigo por hacerlo tan bien y ser ejemplo para otras personas.

27

02 2011

Menú del día:Cómo nutrir nuestra mente y nuestro alma.

Ingredientes: Lectura diaria, constancia, perseverancia, disciplina, escucha interior y paciencia

Menú: Vivimos en un mundo lleno de influencias exteriores que en ocasiones nos nubla el raciocinio. Vivimos a través de nuestros sentidos, el olfato, la vista, el tacto, lo que oímos…. Todo esto hace que casi en cada momento, nos dejemos llevar por lo de fuera, por el exterior, en lugar de escucharnos a nosotros mismos.

¿Pero qué es eso de escucharnos a nosotros mismos?. Los coacheers siempre decimos que el poder de la persona está en su propio interior, pero mis clientes me preguntan constantemente, ¿pero cómo hago para escuchar mi interior?.

Para empezar no deberemos dejarnos guiar exclusivamente por lo que vemos, sino que deberemos de dominar nuestros sentidos, aprendiendo a manejarlos y no que nos manejen ellos a nosotros.

Tendremos que aprender a desarrollar nuestra capacidades desde la observación de aquello que se nos da bien hacer e intentar ser contantes en esa actividad.

Por ejemplo, si siempre se nos dio bien pintar, pasar tiempo haciéndolo, diariamente un ratito, aunque sea un cuarto de hora y ser contante en esa actividad.

Otra cosa muy importante es leer y estudiar sobre el tema que nos interese. tener hobbys y aprender a desarrollarlos, pasa por el estudio y la lectura sobre los mismos.

Nadie nace sabiendo y deberemos de prepararnos para poder desarrollarlos a través de esa “constancia del hacer”.

Al mismo tiempo, la lectura de libros que nos ayudan a ponernos en acción servirá como alimento para nuestro alma. Debemos de fomentar la lectura diaria siempre que nos sea posible. Comenzad por libros que os apasionen o que os entretengan por lo menos, evitar tener la televisión siempre puesta y acompañen dicha lectura con una buena música de fondo. Eso les ayudará a desarrollar su sensibilidad ya que la música posee ese don.

Por hoy os dejo con estas dos recetas: “desarrollar un hobby que tengamos y la lectura diaria”.

Ya me contaréis como se os a dado la nutrición de vuestras capacidades.

23

01 2011

Menú del día:Cómo empezar nuestra rutina con felicidad.

Ingredientes: Sentido del humor, planificación,  paciencia y positivismo.

Receta: Muchos de nosotros, hoy día 10 de enero comenzamos nuestro año nuevo laboral tras unas largas vacaciones llenas de alegrías y en algunos casos, de todo lo contrario.

Pero lo que si es una realidad es que hoy es el primer día para muchos españoles, de vuelta a la normalidad, a nuestros trabajos, a nuestras rutinas.

¿Y cómo podemos enfrentarnos con esta temida vuelta de las vacaciones?,

Pues al igual que hicimos al regreso del verano, volviendo a crear nuevos rituales en nuestra vida, nuevas costumbres que en lugar de frustrarnos, nos llenen de alegría y de amor.

Y comenzaremos con el desayuno. Por favor, concederos el placer de levantaros un poquito antes y desayunar tranquilamente en casa, no comencéis el día corriendo, sin tiempo para disfrutar del momento. Tomaros vuestros espacios como una necesidad imperiosa para vuestro alma.

Intentad no salir corriendo de la cama media hora antes de entrar a vuestros puestos de trabajo, sino que hacedlo despacio.

Un buen desayuno, una buena ducha e incluso la lectura de un poco de prensa sería ideal.

Se que muchos pensaréis, ¿pero si me tengo que levantar muy pronto para hacer todo esto?, pero mi pregunta es la siguiente:

¿Merece la pena pasarnos todo el día quejándonos y sufriendo por no habernos levantado un poco antes?.

En mi opinión las prisas por la mañana son contraproducentes para nuestra salud y para nuestro alma, así que proponeros hoy, tras unas vacaciones navideñas llenas de magia, comenzar el Año Nuevo cumpliendo todos los objetivos que habéis deseado cumplir este año. Respirar fuertemente por la mañana, tomar oxígeno y  observar como penetra en todo vuestro cuerpo, relajando las tensiones de la mañana.

Y sobre todo y más importante, no olvidéis dar gracias al universo porque otro día más podéis levantaros y ver la luz del sol y tendréis la posibilidad de disfrutar de otro maravilloso comienzo.

¡Qué tengáis un primer día fantástico!.

10

01 2011