Menú del día: Como superar el “burnout” o síndrome del trabajador quemado.

 Ingredientes: hacerse consciente de la situación, responsabilizarse de cambiar hábitos, intentar conciliar la vida familiar con la profesional y desarrollar el hemisferio derecho del cerebro.
Receta:

Recientemente leí un artículo sobre el burnout, o también denominado síndrome del trabajador quemado y en él se hacía alusión a profesionales, que aún habiendo disfrutado anteriormente con su trabajo, poco a poco, comenzaron a sentirse “desgastados”, sin motivación y sin ganas de seguir adelante con sus carreras profesionales.

Este síndrome se ha dado sobre todo en aquellos profesionales que tienen un gran contacto con personas y se mantienen durante largas jornadas, más de ocho horas, sin moverse de la misma ubicación, por ejemplo de un despacho, una oficina, una consulta médica..etc y curiosamente se ha dado en profesionales liberales, los cuales comenzaron sus carreras profesionales llevados por su amor a la profesión que desempeñan. ¿ Pero que se puede hacer para evitarlo?.
Cometemos el error de abusar de nuestro cuerpo y nuestra mente cuando la actividad que desempeñamos nos gusta y nos quedamos ” enganchados” a largas jornadas que nos impiden relacionarnos a nivel personal, con otras personas y desempeñar tareas o hobbies que realmente nos motivan para sentirnos mejor, porque disfrutamos con el trabajo que hacemos. Pero como decía mi profesora de literatura en el bachiller ” lo bueno si breve dos veces bueno”, así que una de las primeras cosas que deberemos de hacer para evitar este síndrome, es hacer uso del refrán y marcar unos límites en nuestras agendas como ejecutivos y aprender a disfrutar de los pequeños placeres de la vida.
Una buena comida con amigos, una conversación con nuestra pareja, unos juegos con nuestros hijos, cuidar el jardín, preparar una suculenta comida, pintar, tocar un instrumento…etc. Toda aquello que desarrolle nuestro hemisferio derecho del cerebro, el cual es el encargado de las relaciones personales, las emociones y los placeres de la vida.
Este hemisferio es intuitivo en lugar de lógico, como el izquierdo y es el encargado de desarrollar nuestra creatividad y el placer de los sentidos.
Por ello deberemos de obligarnos a utilizarlo diariamente, escribiendo, leyendo o realizando actividades que nos ayuden a desconectar de los problemas del trabajo y de la vida en general y así evitar ” agotarnos” en una profesión que podría hacernos felices de por vida.

 

Acerca del autor

Beatriz Vilas Garro

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://www.coachvilasbusiness.com

12

03 2012

1 Agregá los tuyos ↓

El comentario superior es el más reciente

  1. 1

    Muy divertida y amable esta receta!!
    Es una forma preciosa de decir las cosas. Hace poco he escrito un artículo sobre el tema. Está a dispocisión de cualquier persona interesada en:
    http://mariaclararuiz.com/2012/05/22/profesionales-que-trabajan-con-inmigrantes-burnout-y-prevencion/
    Espero que sea de utilidad.
    Saludos.



Tu comentario