Menú del día: ¡Cómo trabajar el desapego!

Ingredientes: Amor verdadero, tolerancia, dejar crecer a los que queremos, empatía y asertividad.

Receta:

Últimamente he oído en mi despacho el término “desapegarme”, con mucha regularidad y aunque en esencia, el desapego es algo que todos deberíamos de saber realizar a la hora de relacionarnos, es verdad que el término se confunde y se utiliza de forma incorrecta.

Pero ¿qué es exactamente el desapego?.

Según la autora Melody Beattie en su libro “Ya no seas Codependiente”, el cual  les recomiendo lean en estas vacaciones estivales, el desapego significa que

“aprendemos a amar, a preocuparnos y a involucrarnos sin volvernos locos. Dejamos de crear un caos en nuestra mente y en nuestro medio ambiente. Cuando no nos hallamos reaccionando de un modo ansioso y compulsorio, nos volvemos capaces de tomar buenas decisiones acerca de cómo amar a la gente y de cómo solucionar nuestros problemas. Nos liberamos para comprometernos y para amar de modo que podamos ayudar a los demás sin lastimarnos a nosotros mismos”.

El desapego no es tratar a las personas de una forma fría y hostil para no sentirnos unidos a ellos emocionalmente, no es tener relaciones sin amor, solo por sexo, no es maltratar psicológicamente a los demás por nuestro miedo a que nos hagan daño, es todo lo contrario.

El desapego es aprender a AMAR con mayúsculas, es dar todo lo que tenemos dentro, es ser cariñoso y amable con los demás, pero sabiendo que las personas entran y salen de nuestra vida y que si ha de ser así , no podremos hacer nada para retenerlas.

Es saber que cuando alguien se aleja de nosotros físicamente, no nos está dejando de querer, aunque tardemos semanas en verle, el amor es algo más profundo que el paso del tiempo.

Es dejar que las personas resuelvan sus propios problemas, es saber que nosotros no somos los salvadores de nadie y que nada podremos hacer si el otro ha decidido alejarnos de su vida.

Es darse cuenta de que las personas, deben solucionar sus propios problemas y que solo deberemos de ser “sus salvadores si nos lo piden desde el amor”, es dejar crecer a los que amamos y no convertirnos en padres o hijos de nuestros amigos, parejas ó amantes.

Es aprender a vivir el momento, pero no desde el famoso “Carpe Diem”, sino desde la absorción de cada segundo que pasamos en presente, del disfrute de cada instante que pasamos con nuestros seres queridos, desde el alegrarnos de que los otros sin nosotros también sean felices.

Desde la aceptación del otro desde la más sublime empatía y desde la mayor asertividad.

Acerca del autor

Beatriz Vilas Garro

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://www.coachvilasbusiness.com

05

08 2011

6 Agregá los tuyos ↓

El comentario superior es el más reciente

  1. Jannette Zepeda Arzola #
    1

    Y cómo se trabaja esto?? Cómo se puede ir evolucionando sin sentir la necesidad de sentir a los demás cerca? Sin tener miedo a la soledad, sin extrañarlos??

  2. 2

    Hola Jannette :
    Extrañarlos al principio es normal y tener miedo a la soledad también pero todo cambia cuando tú te sientes fuerte por dentro, interiormente.
    Aunque te parezca mentira, nunca estamos solos y continuamente tendremos gente entrando y saliendo de nuestras vidas y si tienes las capacidad de dejar en libertad a la persona a la que amas, sin apegos enfermizos, ella volverá a ti. Nadie te puede quitar lo que no es tuyo y si pretendes atar a los seres que amas para que no se vayan de tu lado, será entonces cuando más lo harán.
    Un fuerte abrazo

  3. niidia #
    3

    me siento muy mal por que la persona que quiero no esta a mi lado ademas siento mucha ansiedad de verlo y estar con el tambien me afectan muchas actitudes que tiene conmigo quiero desaserme de ese apego ppor que me esta haciendo mucho dano

  4. 4

    Hola Nidia:
    Extrañar a las personas que amamos es lógico y normal, aunque no me queda claro si la distancia es por asuntos de ubicación o porque la relación se ha deteriorado, lo cual cambia totalmente.
    No obstante en ambos casos deberías de intentar seguir tu vida en paralelo, si es que la relación continua en la distancia, o sin él, si es que ya no existe.
    Para que una relación crezca, cada miembro de la misma debe de saber desarrollarse y ser feliz por separado, relacionándonos con otras personas y haciendo otras actividades. Solo así la relució podrá tener unas bases sólidas.

  5. Arturo Ocegueda #
    5

    Yo me la e pasado evadiendo las reuniones familiares por no tener ese contacto y ahunque yo lo deseo prefiero estar lejos eao a que de debe tendría que consultar ayuda profecional…??

  6. cgv #
    6

    Hola… Lamentablemente estoy pasando por una de estas crisis. yo se que la relación está deteriorada, se que nos dañamos uno al otro estando juntos… lo se. Lo tengo muy claro…
    El problema es cómo resuelvo este mar de sensaciones, el tener q aceptar que él fue mas fuerte, que decidió retomar su vida con otra persona y que su decisión es firme y definitiva…
    El problema es y ahora que hago yo con todos los recuerdos, con todas las vivencias… cómo hago para deshacerme de esta enorme necesidad de saber de él?… Ahora cómo resuelvo yo mi vida?



Tu comentario