Menú del día: ¡Cómo controlar las fugas de energía!

Ingredientes: Paciencia, disciplina, ganas de crecer personalmente, constancia.

RECETA:

Son muchas las razones por las que nos cuesta conseguir los objetivos que nos marcamos en la vida, pero una de las importantes son “Las fugas de energía”.

Llamamos “fuga de energía” a todas esas cosas que sabemos que tenemos que hacer y se van acumulando en nuestra día a día, como por ejemplo, cambiar las pilas a un reloj, una bombilla del salón que se fundió hace 1 mes, la ITV que está a punto de caducar, ordenar la ropa del armario…., y así tendríamos un sinfín de actividades a realizar y que vamos, procrastinando, dejando para otro momento, por falta de motivación.

Todas esas cosas que no hacemos en el momento adecuado, nos roban energía cada vez que pensamos en ellas y al final del día, se nos acumulan un montón de ellas, de manera casi ridícula, robándonos mucho tiempo en nuestros pensamientos, que hacen nos desgasten a nivel energético y terminemos el día sin pilas.

¿Cuántas veces has sentido que a las 20,00 h ya no puedes continuar y todavía te quedan por hacer todas las tareas de casa, cuando llegas de trabajar?.

Pues bien, hay un pequeño truco que podemos hacer para remediar esta situación.

Coge papel y lápiz y enumera una por una todas esas cosas que llevas sin hacer desde hace mucho tiempo y sabes que debes de hacer, por ejemplo, como decía un muy buen cliente mío, la barandilla del porche que comencé a pintar y dejé a medias. No te asustes si, a primera vista te salen 30, es normal que sea así, porque llevas mucho tiempo con tareas pendientes, no sientas agobio. En ocasiones he visto listas con 80 acciones por resolver. Ten calma, no tienes prisa por acabarlas pero si debes marcarte un plan de acción para hacer cada día unas cuantas. Ponte una fecha para cuando quieres haberlas terminado, con día exacto, por ejemplo para el 1 de septiembre de 2011 y pon en tu lista cuales harás cada día.

Al finalizar el día mira tu lista y borra de la lista todas las que hayas realizado esa jornada y date un pequeño premio por ello, por ejemplo, concédete 10 minutos para hacer algo que te encanta hacer, o cómete ese bombón que te privas cada día, regálate algo a ti, mismo, prémiate por haberlo conseguido.

Verás que antes de un mes has acabado con tus fugas de energía y tu día parece mucho más liviano.

Y ahora no dejes que se vuelvan a acumular y sigue cada día con tu lista, habiéndolo en el instante que debes hacerlo, que es en el momento que detectas que lo tienes que hacer.

Ya me contarás los resultados que ello te trae.

Acerca del autor

Beatriz Vilas Garro

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://www.coachvilasbusiness.com

16

07 2011

Tu comentario