Menú del día:Cómo poner de moda nuevamente el AMOR

INGREDIENTES: ILUSIÓN, MAGIA, INTUICIÓN, BONDAD, ELECCIÓN, LIBERTAD, AUTOESTIMA COMPROMISO, LUCHAR CONTRA EL MIEDO.

RECETA:

Con la llegada del verano todos nos encontramos más felices, más llenos de ganas de empezar de nuevo y veo como mi despacho se llena de seres humanos con ganas de hacer cambios, de mejorar, de volver a creer en la vida.

Y entre ellos me he encontrado varias personas que me han repetido un mensaje que al comienzo me dejó perpleja: “Quiero volver a creer en el amor” .

Se repite incesantemente la expresión, ya no creo en nada, todas las historias de amor terminan igual, pierden la magia, la espontaneidad pasa a un segundo plano y llegan las obligaciones de una relación con censuras.

Pero tal vez por necia o simplemente por creer en la vida, yo sigo enamorada del AMOR con mayúsculas.

Tal vez equivocamos los términos y no entendemos que el amor tiene que ser algo más que el enamoramiento y las mariposas en el estómago, ya que, a estas alturas, tod@s deberíamos de saber que, las culpables del za za zu, no son más que hormonas en nuestro cuerpo fluyendo.

Pero entonces, ¿cómo puede ser que tanta gente no crea en el amor ó diga no haberlo sentido nunca?.

Pues bien, queridos lectores, la explicación tal vez sea muy simple, puede ser que los ingredientes que ponemos a este sentimiento universal no sean los adecuados.

El amor debe de basarse en la ilusión, la magia, el desarrollo de la intuición y el amar desde el corazón, no desde la necesidad, ni los apegos mal entendidos.

Deberemos de amar en libertad pero con compromiso, ya que si no nos comprometemos y no vamos pasando fases en la relación, ésta morirá por falta de sueños y de ilusión.

Y para ello deberemos de querernos a nosotros mismos sobre todas las cosas, lucharemos contra nuestros propios miedos y tendremos que gozar de una autoestima sana porque de lo contrario ¿quién podrá querernos de verdad si nosotros mismos no nos amamos?.

Comprométanse a acompañar a sus parejas y que éstas se conviertan en sus mejores amigos, pero no en los únicos, pues deberemos de guardar nuestros espacios de privacidad para sentirnos libres, adquieran responsabilidades dentro de la relación, pues así crearán un futuro en conjunto, pero no creen obligaciones absurdas, aprendan a leer un libro en compañía de su amado y a compartir el partido de fútbol, si eso le hace feliz a su pareja. Escuche como se emociona contando como ganan ese partido de amigos de los viernes y pruébese delante de él ese vestido nuevo que compró con sus amigas, sin temor a ser criticada y aceptando el comentario, seguro, poco apropiado de él “ si estás bien con todo”.

Descubra nuevamente como hacerle el amor a su pareja desde el corazón, como cuando comenzaban su relación y evite el hastío en su cama así como fuera de ella.

Porque el amor, queridos amigos, es la base de nuestros hogares o debe de serlo y si no es así, tengan el valor de comenzar de nuevo y no se queden anclados en relaciones que no les hacen felices a ninguno por miedo a la soledad o al que dirán.

Siempre es pronto para volver a comenzar y para creer nuevamente en el AMOR.

Acerca del autor

Beatriz Vilas Garro

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://www.coachvilasbusiness.com

26

06 2011

2 Agregá los tuyos ↓

El comentario superior es el más reciente

  1. antijetas #
    1

    Tú lo que eres es una caradura, una especie de Elena Francis en extinción. ¿De verdad te pagan por decir esas obviedades de los años del catapún?

  2. 2

    Estimado lect@r:
    Gracias por tu comentario, pues entiendo empleas tu tiempo, el cual veo que te sobra sino no estarías leyendo un blog que no te gusta, ni lo emplearías en escribirme, en hacer de sancionador y juez de lo que los demás opinan sobre la vida.
    Por otro lado me alegra mucho saber la opinión de alguien que se denomina a él mism@, el antijetas, de forma anónima y que sienta que estas cosas son obviedades que ya no están de moda, porque te diré que el AMOR siempre está de moda y las personas no lo ven tan obvio, o de lo contrario no seguiríamos teniendo el índice de fracasos de parejas que padecemos.
    Muchas gracias por emplear tu tiempo en leer mi blog.



Tu comentario