Archivo de enero, 2011

Menú del día:Cómo nutrir nuestra mente y nuestro alma.

Ingredientes: Lectura diaria, constancia, perseverancia, disciplina, escucha interior y paciencia

Menú: Vivimos en un mundo lleno de influencias exteriores que en ocasiones nos nubla el raciocinio. Vivimos a través de nuestros sentidos, el olfato, la vista, el tacto, lo que oímos…. Todo esto hace que casi en cada momento, nos dejemos llevar por lo de fuera, por el exterior, en lugar de escucharnos a nosotros mismos.

¿Pero qué es eso de escucharnos a nosotros mismos?. Los coacheers siempre decimos que el poder de la persona está en su propio interior, pero mis clientes me preguntan constantemente, ¿pero cómo hago para escuchar mi interior?.

Para empezar no deberemos dejarnos guiar exclusivamente por lo que vemos, sino que deberemos de dominar nuestros sentidos, aprendiendo a manejarlos y no que nos manejen ellos a nosotros.

Tendremos que aprender a desarrollar nuestra capacidades desde la observación de aquello que se nos da bien hacer e intentar ser contantes en esa actividad.

Por ejemplo, si siempre se nos dio bien pintar, pasar tiempo haciéndolo, diariamente un ratito, aunque sea un cuarto de hora y ser contante en esa actividad.

Otra cosa muy importante es leer y estudiar sobre el tema que nos interese. tener hobbys y aprender a desarrollarlos, pasa por el estudio y la lectura sobre los mismos.

Nadie nace sabiendo y deberemos de prepararnos para poder desarrollarlos a través de esa “constancia del hacer”.

Al mismo tiempo, la lectura de libros que nos ayudan a ponernos en acción servirá como alimento para nuestro alma. Debemos de fomentar la lectura diaria siempre que nos sea posible. Comenzad por libros que os apasionen o que os entretengan por lo menos, evitar tener la televisión siempre puesta y acompañen dicha lectura con una buena música de fondo. Eso les ayudará a desarrollar su sensibilidad ya que la música posee ese don.

Por hoy os dejo con estas dos recetas: “desarrollar un hobby que tengamos y la lectura diaria”.

Ya me contaréis como se os a dado la nutrición de vuestras capacidades.

23

01 2011

Menú del día:Cómo empezar nuestra rutina con felicidad.

Ingredientes: Sentido del humor, planificación,  paciencia y positivismo.

Receta: Muchos de nosotros, hoy día 10 de enero comenzamos nuestro año nuevo laboral tras unas largas vacaciones llenas de alegrías y en algunos casos, de todo lo contrario.

Pero lo que si es una realidad es que hoy es el primer día para muchos españoles, de vuelta a la normalidad, a nuestros trabajos, a nuestras rutinas.

¿Y cómo podemos enfrentarnos con esta temida vuelta de las vacaciones?,

Pues al igual que hicimos al regreso del verano, volviendo a crear nuevos rituales en nuestra vida, nuevas costumbres que en lugar de frustrarnos, nos llenen de alegría y de amor.

Y comenzaremos con el desayuno. Por favor, concederos el placer de levantaros un poquito antes y desayunar tranquilamente en casa, no comencéis el día corriendo, sin tiempo para disfrutar del momento. Tomaros vuestros espacios como una necesidad imperiosa para vuestro alma.

Intentad no salir corriendo de la cama media hora antes de entrar a vuestros puestos de trabajo, sino que hacedlo despacio.

Un buen desayuno, una buena ducha e incluso la lectura de un poco de prensa sería ideal.

Se que muchos pensaréis, ¿pero si me tengo que levantar muy pronto para hacer todo esto?, pero mi pregunta es la siguiente:

¿Merece la pena pasarnos todo el día quejándonos y sufriendo por no habernos levantado un poco antes?.

En mi opinión las prisas por la mañana son contraproducentes para nuestra salud y para nuestro alma, así que proponeros hoy, tras unas vacaciones navideñas llenas de magia, comenzar el Año Nuevo cumpliendo todos los objetivos que habéis deseado cumplir este año. Respirar fuertemente por la mañana, tomar oxígeno y  observar como penetra en todo vuestro cuerpo, relajando las tensiones de la mañana.

Y sobre todo y más importante, no olvidéis dar gracias al universo porque otro día más podéis levantaros y ver la luz del sol y tendréis la posibilidad de disfrutar de otro maravilloso comienzo.

¡Qué tengáis un primer día fantástico!.

10

01 2011