Menú del día: “Saneando nuestras almas” I

Ingredientes: Creer en la magia de la vida, confiar, perdonar y perdonarse, limpiar tu cuerpo, tu casa y tu alma.

RECETA

Primer Plato:  Al comenzar activamente el movimiento de mi despacho, un año más éste se llena de energías vivas con ganas de comenzar,  o de  acabar todas las relaciones que vienen arrastrando en sus vidas y les hacen daño, en última instancia, buscando la felicidad.

Muchos me preguntan por las claves para encontrar a su “alma gemela” y tras mi explicación de que un coach nunca da recetas mágicas y que tampoco hay reglas que sirvan para todo el mundo, comenzamos a trabajar en sus objetivos.

Pero desde un tiempo atrás, me percaté de un tema muy importante y es que estamos ansiosos de encontrar a la persona con la que compartir nuestra vida, sin haber saneado nuestro alma.

Todos, a cierta edad, venimos con una mochila llena de piedras, muy pesada, que nos impide entregarnos al cien por cien a las nuevas relaciones y, está bien que sea así porque no podemos ser suicidas emocionales y pensar que cada persona que encontramos en el camino de nuestra vida será él/la elegido/a. Pero ¿cómo comenzamos a conocer a alguien si no mostramos nuestra alma?.

El primer paso será limpiar esta mochila que traemos, vaciarla literalmente, sacar ese peso de nuestras espaldas y CONFIAR en nuestra intuición, pero ¿cómo limpiamos nuestro corazón?.

Pues, queridos amigos, debemos pasar por el perdón, a los que nos hirieron y a nosotros mismos por haber permitido.

Os invito a que cogáis una hoja y escribáis un listado de todos los amantes, relaciones insatisfechas, amigos con derecho a roce, etc, que hayan pasado por vuestra vida y como me imagino que a estas alturas del partido será difícil sentarse con cada uno de ellos y decirle abiertamente lo que sentimos y el dolor que nos produjo esa relación, os invito a que les escribáis una carta (que no mandaremos si no queréis hacerlo) y en ella les expongáis todo lo que sentís.

 Después con los ojos cerrados, una música relajante ó en silencio me gustaría que os imaginéis diciéndole a esa persona todo eso que sentís y que terminéis con esta frase: “Yo te perdono y me perdono a mi por haber consentido tanto dolor”.

Podéis repetir este ejercicio tantas veces como sintáis necesidad de hacerlo hasta que notéis que vuestra alma se libera y esa mochila pesa menos.

Aunque intuyo que algunos navegantes emocionales, tendrán mucho trabajo, os aconsejo que lo hagáis con tiempo, despacio y sintáis la liberación en vuestros cuerpos.

Por último me gustaría que os hiciérais las siguientes preguntas que tan bien cuenta Arielle Ford, en su libro “El secreto del amor”:

1º) ¿Sigo enamorado de alguien?. Si es así y ya has comprobado que esa relación es imposible, déjale marchar de tu mente y de tu vida, perdónale, perdónate y déjale ir.No significa ésto que le dejes de amar, pues nuestro corazón esta lleno de personas a las que hemos amado y amamos y no es bueno relllenarlo con una sóla persona, pero si debes desprenderte de esta relación maligna para tí.

2º)¿Hay alguien con quien todavía esté enfadado/a por quien me sienta traicionado o al que no haya perdonado?. Perdónalo, perdónate, déjale marchar.

3º)¿Hay espacio en mi vida para otra persona?. Pregúntate si de verdad tendrías el tiempo, la energía y el espacio para amar desde el corazón, de una forma auténtica y si es así hadlo, tírate a la piscina y no tengas miedo porque, de lo contrario esa relación tampoco te saldrá bien y recuerda siempre una cosa, ¿Qué es lo peor que puede pasarte, que  vuelvan a romperte el corazón?. 

Como dice una gran amiga mía: “Total una mancha más al puma ¿qué daño le hace?.

El gran dolor de tu alma será no mojarte en esa relación y no entrar con el corazón saneado, pero si aprendes a amar desde la piel, desde tu alma y que la vida es  ésto, personas que pasarán nos amarán y a las que amaremos incondicionalmente y que las relaciones tienen que acabar para seguir aprendiendo en el maravilloso juego de la vida , querido amigo, cambiará tu existencia.

Ya me contaréis.

Acerca del autor

Beatriz Vilas Garro

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://www.coachvilasbusiness.com

10

09 2010

Tu comentario