Menú: Como terminar con una relación insatisfactoria

Ingredientes: Mucho valor, fuerza para tomar decisiones, no engañarse a uno mismo, creer en nuestras posibilidades, amar desde el corazón

Receta:

“En el amor todo queda roto desde el primer momento en que uno de los dos amantes ha pensado que la ruptura es posible. Decir solamente cuando deje de amar es haber dejado de amar.” Anónimo

Cada día escucho o leo historias de personas que comienzan a amarse y de otras que dejan de hacerlo porque en parte, esto es la vida. Pero en tanto viaje siempre dejamos un trocito de nosotros roto, en tanto vayven, siempre hay algo que se muero.

No obstante soy una defensora a utranza de no mantener relaciones en las que el amor no gobierne y cuando hablo de AMOR lo hago en mayúscula, como el único camino hacia la felicidad.

Pero ¿qué significa esta palabra?. Cada ser humano hace suya una definición de este sentimiento afectivo que se experimenta hacia otras personas, animales o cosas y en mi opinión todas ellas son válidas, pero lo que hoy nos interesa es el cómo superar cuando este sentimiento desaparece de nuestra relación de pareja.

Son muchas las razones por las que esta sensación se desvanece

pero ¿por qué nos cuesta tanto romper cuando ya no nos sentimos a gusto?.

Aunque la explicación no es sencilla, pues cada persona es un mundo, hay una realidad universal y es el MIEDO. Miedo a que nos dejen de querer, a no encontrar otra pareja, miedo a la soledad, a estar equivocándonos o simplemente miedo a hacer daño, pero ¿cómo podremos superar este MIEDO?.

Lo primero será preguntarnos las cosas buenas y malas que nos da esa relación, lo positivo y los puntos de mejora. Segundo intentar imaginarnos una vida sin esa persona, todo lo que haríamos sin ella y todo lo que dejaremos de hacer si nos falta. Tercero preguntarnos si esa relación tiene fututo y con futuro me refiero si caminamos con unos objetivos en comunes en el fascinante mundo de la vida, si caminamos en paralelo, si tenemos sueños comunes y proyectos de vida comunes pero desde la independencia y no desde el apego mal entendido.

Tal vez todo resida en el mismo punto y es el amarse a uno mismo para poder encontrar la persona con la que poder compartir nuestra vida.

Es fundamental tener claro lo que quiero de la vida, el para qué estoy aquí y qué quiero hacer con mi vida, antes de elegir a la persona que me acompañe en este viaje hacia la vida desde el amor pleno.

Pero los humanos generalmente tendemos a buscar medias naranjas, pero queridos amigos, ¿para qué buscar medias pudiendo tener una entera?.

Como dice el dicho popular, “las medias sólo para los pies”.

Debemos de tener confianza en nosotros mismos, pararnos a contestarnos las grandes preguntas de quién, qué y desde ahí podremos comenzar a discernir una naranja entera que me acompañe en mi búsqueda interior hacia la felicidad.

El juego de la vida se impone en post de nuestra felicidad, ¡jugan amigos míos pero desde la razón! y antes de comenzar una nueva relación, analizaros a vosotros mismos y ver si la otra persona cumple con lo que vosotros necesitáis y así, tal vez consigamos crear una preciosa pareja duradera y armónica.

¡Ya me contaréis!.

Acerca del autor

Beatriz Vilas Garro

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://www.coachvilasbusiness.com

14

06 2010

Tu comentario