Archivo de mayo, 2010

Menú del día: El inconformismo

Ingredientes: Disfrutar del momento, marcar objetivos con fechas límites, la autoestima sana, disfrutar de las cosas, aprender a mimarnos y querernos, el agradecimiento.

Receta:

En estos días me he encontrado con varios clientes que en el despacho me han transmitido su inconformismo ante sus vidas, en menor o mayor grado.

Recientemente, leí en un libro sobre la Anhedonia, lo que los especilistas denominan la incapacidad de ser feliz, aún teniéndolo todo.

Son muchas las razones que se pueden tener para estar insatisfecho con nuestra propia vida, pero sobre todo está muy unido a dos conceptos fundamentales, el no ser agradecido y el no vivir el presente.

Cuando nosotros no tenemos la capacidad de agradecer al universo por todo lo que nos ofrece cada día, terminamos enfadándonos con todo  el mundo,pero sobre todo con nosotros mismos y esa insatisfacción nos produce inconformismo porque vamos a la búsqueda continua de nuestra felicidad pareciendo que nada fuera suficiente para nuestra existencia.

También tendremos que darnos cuenta de la capacidad que tenemos de vivir en presente y no proyectando continuamente en ilusiones que nunca se hacen realidad.

Pero entonces me pregunto, ¿si en coaching trabajamos para obtener unos objetivos que nos marcamos, cual es el error?.

Pues bien, querido amigo, marcarse objetivos como os he comentado en alguna ocasión, es fundamental para cumplir esas metas, ahora bien, deberán de ser realistas y cuantificables.

Por ejemplo, si yo me paso todo el día esperando tener un trababajo mejor sin hacer nada para ello, será imposible conseguirlo y creará en mi una sensación de inconformismo continuo que me alejará de la felicidad.

Debemos de aprender a vivir el momento, creer con fe que todo llegará, pero con un plan de acción para ayudarnos a conseguirlos y sobre todo agradecer cada día la oportunidad de poder seguir estando aquí, con salud, rodeados de amor y de paz mental.

Entonces comenzaremos nuevamente a tener fe en la vida y no nos sentiremos bloqueados cada vez que algo no salga como esperábamos.

El inconformismo sólamente debe de utilizarse para coger carrerilla en nuestra vida, para seguir avanzando.

26

05 2010

Menú: El poder de la amistad

Ingredientes: Paciencia, desdramatización, sinceridad, perdón, reflexión y mucho amor.

Menú: Gracias a una lectora que sigue este blog y un mensaje contándome su experiencia ante una amistad de hace muchos años, he recordado la importancia del concepto de la amistad.

Una vida para crear una amistad y un segundo para perderla.

¡Cuántas historias de amistades olvidadas!. ¡No digas que todo era mentira, que nuestra amistad nunca existió! que aún quedatanto por vivir…..

La amistad es una de las sensaciones más maravillosas que los seres humanos podemos experimentar, pero a veces somos tan necios que por discusiones absurdas la perdemos o ¿no es así simplemente?.

Generalmente es un cúmulo de sensaciones y de situación absurdas lo que hace que una amistad se pierda, malas palabras dichas a destiempo, necedades y malas interpretaciones traducidas desde la susceptibilidad, pequeños errores para grandes traumas.

Pero he de deciros, queridos amigos, que la vida es muy caprichosa y que cuando una puerta no se cierra correctamente vuelve a nuestra vida, con  esa o con otra apariencia. Si no hemos aprendido nada de una experiencia, la vida tarde o temprano nos volverá a poner en la disyuntiva de solucionar un tema similar, si no el mismo.

Por eso, queridos amigos, os invito a que no dejéis puertas sin cerrar, conversaciones sin acabar, relaciones sin finiquitar, porque en última estancia, lo único que importa es estar en paz con nosotros mismo y con los demás, pero si decidimos no tener una conversación con un amigo por miedo a…..¡no se qué!, los que perdemos somos nosotros mismos.

Con la mayor humildad intentad lidiar con vuestro pasado y cerrar bien vuestras historias, trabajad en pos de una amistad duradera, siempre y cuando merezca la pena luchar por ella.

Evidentemente habrá mucha gente que se quedará en vuestro camino ya que su papel era pasar para que aprendiéramos alguna lección y seguir caminando, pero siempre habrá alguna amistad de la infancia, de toda la vida o nueva que merezca la pena recuperar o simplemente aclarar los porqués antes de dejarle ir.

Buena suerte amigos.

18

05 2010

Receta:Cómo ser menos despistado

Ingredientes: Escucharte a tí mismo, planificar el día a día y estar atento siendo consciente de todo lo que nos pasa.

Receta:

Hoy en el Airbus en el que viajaba rumbo a casa me senté al lado de un hombre pequeñito de 9 años, Jordi, un precioso niño de hermosos ojos negros, delgadito, nervioso, me preguntó que si vivía en Palma y yo le dije que sí y el me dijo que iba a ver a su papá que vivía  en la isla y su mama en Barcelona, me dijo que sus papas estaban separados y que iba cada 15 días a ver a su papá y que pasaba con él casi todas las vacaciones. Sin parar de hablar me contó que se lo pasaba muy bien, en todos los sitios pero que tenía un problema, que era muy despistado y que no había sacado muy buenas notas porque no era bueno en clase, porque, repitió 3 veces en 2 minutos, soy muy despistado y no soy bueno en clase.

Yo le pregunté que le hacía pensar que era muy despistado y me contestó que su madre se lo repetía constantemente:

-       ¿Y cómo podrías dejar de ser despistado?.

-       Apuntando todo  en mi agenda cada vez que un profesor me manda deberes.

-       ¿Y no lo haces?.

-       No porque se me olvida.

-       ¿Y qué podrías hacer para que no se te olvide?.

-       No lo se.

Entonces saqué mi agenda y saqué una regla de plástico blando que siempre utilizo como marcador y le dije:

-       Mira Jordi te propongo un juego, te regalo esta regla y cada vez que un profesor te mande un deber deberás tocar la regla, acordarte de mi y apuntarlo en la agenda, ¿te parece?.

-       Si me encanta la regla.

-       A Jordi y lo principal es que jamás debes de repetir que eres despistado ni debes pensarlo ¿si?, tienes que decirte a ti mismo:“siempre me acuerdo de todas las cosas que tengo que hacer” y cuando tu mamá te diga que eres un despistado demostrarle que ya no lo eres ¿si?.

Jordi me dio una lección de sensatez con sus 9  años y de consciencia de lo que le ocurría por eso he querido transmitíroslo a todos.

El primer paso para superarnos es ser conscientes de lo que nos ocurre y responsables de que sólo nosotros podremos cambiarlo y después querer cambiarlo, como Jordi.

Ya me iréis contando como os va.

01

05 2010