Menú del Día: La Lealtad

Ingredientes: Lealtad, compromiso, fuerzas, amistad y
Respeto.

Receta:

http://i105.photobucket.com/albums/m228/bessbcn/Espartanos.jpg

Lealtad.y compromiso, Fuerzas, Amistad, Deber,
Respeto: Aqui nadie Corre, Todos Pelean

En estos tiempos en los que los valores humanos están desapareciendo de la faz de la tierra esta virtud se ha quedado relegada para los seres humanos,  tanto en la vida personal como en la empresa.
Muchos son ó somos los que en ocasiones hemos utilizado a nuestros amigos o compañeros de trabajo o empresa y me incluyo pues no quiero ser tan necia de negar que en ocasiones yo lo he hecho también. Pero la vida nos enseña y nos pone a ciertas personas en nuestro camino para aprender y para saber lo que nunca debemos de hacer. En las empresa como en el juego de la amistad, hay miles de seres que son vampiros emocionales, ésto es, nos chupan nuestra energía, nuestra sangre hasta que llegado el momento ya no pueden sacarnos nada y entonces es cuando desaparecen de nuestras vidas llevándose lo mejor de nosotros.
Pero queridos amigos, la vida es muy sabia y siempre nos pone a cada uno en nuestro sitio. Cuanto más confiemos en una persona mayor será la deslealtad que sientas “Toda una vida para crear una amistad y un minuto para perderla”. ¿será que las personas nos hemos vuelto indulgentes con nuestros propios dones?, o tal vez ¿hemos perdido nuestros valores personales?.
Pienso que una mezcla de ambas cosas, puesto que si un perro o un caballo son fieles por naturaleza y por instinto ¿es posible que nosotros sólo lo seamos por educación?.
Estoy convencida de que es así, de que sólo por hábitos, por constumbres educacionales mantenemos esta virtud y es por ello que, en cuanto nos sentimos acorralados o vemos la posibilidad de una pequeña mejora en nuestra vida, salimos corriendo sin importarnos lo que dejamos atrás.
Pero como los dioses nos hacen olvidadizos seguiremos repitiendo nuestra deslealtad hasta que nuestros valores vuelvan a reconstruirse.
Os recomiendo que releáis a Platón y su República y tal vez así podamos entre todos poder superarnos a nosotros mismos e ir a más.
Nos queda un gran trecho por delante.

Acerca del autor

Beatriz Vilas Garro

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://www.coachvilasbusiness.com

18

04 2010

2 Agregá los tuyos ↓

El comentario superior es el más reciente

  1. MARIA JOSE #
    1

    DICES: “Toda una vida para crear una amistad y un minuto para perderla”.

    Me he sentido totalmente identificada con tu comentario Beatriz. Habíamos sembrado desde los 15 años nuestra amistad, en el colegio, éramos amigas, lo habíamos compartido todo, secretos, convivencias, nuestros novios, boda, hijos, incluso nuestros hijos luego se hicieron amigos. Salíamos a cenar, luego a tomar café a casa de una u otra y mientras, nuestros hijos jugaban, y nuestras parejas también. Desde luego, casi 30 años dan para mucho. Ahora tengo 44.
    Pero por una tontería una mañana de hace un año, todo se esfumó.
    Su marido es del Madrid y le mío del Barça y esa noche era el partido del año. Ella me llamó para quedar y verlo juntos, pedir unas pizzas ….. y a mí me pareció perfecto, inclusó mejor, puesto que como que no me gusta nada el fútbol ella y yo podríamos charlar de nuestras cosas pero, a mi marido y a mi hijo no les pareció bien, preferían ir al club de fútbol dónde juega nuestro hijo a verlo con los demás del equipo. Yo ante eso no puedo decidir ya, puesto que cuándo los niños eran más pequeños lo que decidíamos, pues eso se hacía; pero ahora ya no, ellos ahora ya tienen sus ideas propias y ya ante eso ya no podemos escoger.
    Pues sí, por esa tontería (vamos al menos eso creo yo), mi amiga se enfadó.
    Al viernes siguiente la llamé y me dijo “no puedo hablar” ….y me colgó.
    Dias después intenté volverla a llamar, pero nunca se quiso poner al tlf.
    Y así ha quedado nuestra amistad…..en nada.
    Supongo que ya nunca volverá a ser como fué, pues como se dice, el tiempo enfría el cariño….

    Lo siento tanto la verdad, pero yo ya no puedo hacer nada más, lo he intentado unas cuántas veces y no lo he conseguido. Creo que el turno es de ella ahora.

  2. 2

    Estimada amiga:
    Muchas gracias por tu comentario, realmente me ha emocionado tu historia, pero como yo soy coach y no puedo darte consejos haré lo que sé hacer bien y es preguntar. ¿Realmente crees que esa fue la razón única por la que tu amiga se enfadó después de tantos años? y si es así ¿merece la pena el sufrimiento?, pero desde mi opinión te diré que nunca se debe de dejar una puerta sin cerrar correctamente porque la vida es muy caprichosa y siempre nos vuelve a enfrentar con nuestros fantasmas del pasado, ¿no merece la pena una relación de toda la vida, una carta, un mail ó una última llamada?.
    Ya me contarás como te ha ido.
    Un abrazo y suerte



Tu comentario